facebook
 
Discurso de Orden


Señor Decano de la Facultad de Ciencias Económicas
Mg. Guillermo Socla Baez


Esta noche debo hacer un balance y liquidación de la gestión en el Centro de Extensión y Proyección Social (CERSEU) de la facultad de Ciencias Económicas, encargo que recibe del decano anterior Ing. Humberto Campodónico a fines del mes de julio del 2010, responsabilidad que debo transferir a las próximas autoridades que dirigirán nuestra facultad a partir de junio próximo.

La aceptación de esta dirección fue posible en parte por una experiencia profesional previa en el CERSEU hacia los años 1982 y 1984, cuando se editaba con el profesor Andrés Huguet la Revista Cuadernos Populares y se tenía una relación estrecha con organizaciones populares, y la difusión de los principios de la economía política constituía el trabajo más importante. Esta sería mi experiencia previa en esta unidad académica que tiene como finalidad la extensión y proyección social desde la universidad hacia la comunidad.

Una vez aceptada la propuesta en la dirección del CERSEU, yo como economista me preguntaba y ahora ¿Qué hago en esta dirección?.

Con la experiencia docente desde 1980 en la facultad de economía dictando diversos cursos de la carrera más la experiencia como asesor y consultor externo en el Congreso de la República, en el ministerio de Energía y Minas, asesor de gobiernos locales y regionales, con la consultoría hacia los sindicatos de trabajadores, encontraba una potencialidad no aprovechada por la universidad en general y de la facultad en especial.

Como estudiante primero y como profesor después debo reconocer que existe un déficit dramático en la formación del economista respecto al sentido y dirección de la extensión y la proyección social de la universidad hacia la comunidad, y la relación dinámica y mutuamente enriquecedora entre la universidad y la empresa, que presupone la relación entre la investigación y el mercado en la creación de la riqueza.

¿Cómo se debería abordar esta problemática? y ¿Qué hacer al respecto? Estas fueron mis preocupaciones como consejero de la facultad elegido producto de una alianza electoral entre sectores docentes agrupados en “Academia y Desarrollo” con el grupo docente “Estrategia y Desarrollo”, relación que tenía validez en ese entones en un ambiente polémico, de debate, de cuestionamientos y enfrentamientos de grupos de profesores que muchas veces anteponían sus intereses personales a los colectivos.

La relación Universidad con la extensión y proyección social es de vieja data. Por ejemplo el Arq. Belaunde Terry en su primer gobierno de 1964/1968 estableció por ejemplo en el marco de su proyecto político de Acción Popular, la experiencia de la Cooperación Popular Universitaria, donde los jóvenes universitarios del Perú y el mundo (médicos, ingenieros, sociólogos etc.) ponían su conocimiento al servicio de las comunidades campesinas del país.

Esta contrastación del Perú profundo con la juventud profesional marcó a toda una generación, sobre lo que ahora denominamos la deuda social con los más pobres del Perú.

Otra experiencia válida en la relación entre la universidad y la extensión con la proyección social, fue el establecimiento por Víctor Raúl Haya de la Torre hacia los años 20 y 30 del siglo XX las llamadas Escuelas Populares “Manuel González Prada”, que debía ser el punto de encuentro entre los intelectuales y los obreros, en su concepción del frente antiimperialista.

Evidentemente hacia el 2013 el mundo ha cambiado. El “Muro de Berlín se ha derrumbado, el socialismo realmente existente terminó siendo un sistema totalitario, sin las libertades ciudadanas que auspiciaron la Revolución Francesa de “libertad, igualdad y fraternidad”.

Hoy la China comunista de Mao Tse Tung se ha convertido en la locomotora del capitalismo mundial, y no estoy tan seguro si el llamado “gran timonel” hubiese permitido las reformas económicas que explican el crecimiento económico sostenido de la China.

Recuerdo siempre la frase de Deng Xiaoping cuando señalaba que “No importa el color del gato con tal que coma ratones”. Esta es la versión pragmática y asiática de la célebre frase del maestro de la política Maquiavelo reducida en la frase “el fin justifica los medios”.

El pragmatismo y la capacidad de gestión en el CERSEU fue lo que se aplicó desde agosto de 2010 para cumplir con los objetivos que el marco legal nos encarga, la difusión del conocimiento, la extensión sobre todo en las provincias de una serie de cursos de gestión presupuestal, gestión ambiental, seguridad integral, economía de la salud, finanzas, gestión y economía municipal etc. Es decir, la organización de cursos y seminarios dictados propiamente y/o a través de terceros de una serie de materias que nos ubica en el mercado concreto, para satisfacer los requerimientos del mercado estimado por la demanda de miles de participantes.

De allí nuestro interés y preocupación por supervisar, fiscalizar con transparencia los diversos convenios académicos que heredamos de la gestión anterior bajo responsabilidad del director profesor César Díaz Lima (2008-julio 2010), al cual aprecio como colega pero con el cual no tengo ningún vínculo de amistad.

Por ello respetando las normas de la transferencia de cargo, con la información básica sobre las fortalezas y debilidades del CERSEU recuerdo que felicité al director anterior, con una máxima que reconocía grosso modo, tenga usted la seguridad que en mi gestión: “Maximizaré lo positivo y minimizaré lo negativo”.

Por ello los resultados en ingresos y egresos nos pueden confirmar Señor Decano que hemos cumplido con nuestro deber:

El 2009 se generaron 196 mil nuevos soles por concepto de ingresos por actividades propias y auspicios, pero no se tiene conocimiento de los egresos y el desagregado de los mismos.

El 2010 se generó por ingresos 338.6 mil por actividades propias y auspicios académicos, con egresos de 157 mil nuevos soles, lo que determina un margen de rentabilidad de 53%.

El 2011 se generó por concepto de ingresos 454 mil con egresos de 113 mil nuevos soles, lo que determina un margen de rentabilidad del 75 %, esto significa que el 75% de los ingresos descontados los egresos, se quedaba como excedente para la universidad y facultad.

El 2012 se generó por ingresos propios y auspicios académicos 455 mil con egresos de 173 mil nuevos soles, lo que determina un margen de rentabilidad de 62%.

Es decir, en estos tres años de gestión se han generado 1´247 mil nuevos soles con egresos de 444 mil dejando un excedente de 803 mil nuevos soles, que representa un margen promedio del 64%.

Debo mencionar que en los egresos están contemplados las deducciones del 10% que se destinan a la administración central, y los abonos a los directores administrativos, directores de escuela que tiene que asumir el CERSEU como unidad generadora de ingresos etc.

Con esta información podemos señalar que somos la dirección más rentable de la facultad en cuanto al margen de rentabilidad, pues existen algunas unidades que pueden generar un millón de ingresos pero tienen egresos mayores y el saldo evidente es negativo. De allí, la importancia que se transparenten las cuentas de las diversas unidades generadoras de ingresos.

SOBRE LA GESTIÓN
La gestión en el CERSEU bajo mi dirección no ha inventado la pólvora ni nada por el estilo: Sentido común, trabajo en equipo, transparencia en las cuentas, un pragmatismo que nos obliga hacer de la necesidad una virtud y de la pobreza una fortaleza.

La UNMSM tiene un activo intangible, su nombre y prestigio a nivel país e internacional. Si bien nuestra facultad pudiera estar rezagada frente a otras facultades como Contabilidad, Geología y Minas, Ingeniería industrial Odontología, tiene un gran potencial que no estamos aprovechando en parte por las rivalidades improductivas, donde debemos priorizar los intereses colectivos, la calidad académica, la investigación y la extensión y proyección social. Así, en el CEPUS aplicamos el análisis FODA sobre las fortalezas, debilidades, riesgos y oportunidades de manera creativa con diversas instituciones del Estado y sobre todo con empresas privadas que operan en el mercado con reconocido éxito.

Un segundo problema que se tuvo que resolver es la formación de un equipo de trabajo. De allí, el apoyo profesional invalorable del profesor Geiner Marín que con amplia experiencia en el sector privado ha sido y es un gestor fundamental en los logros del CERSEU por su dedicación al trabajo como buen cajamarquino.

A él le preguntaba qué podemos hacer en el CERSEU para potenciar su rol, a pesar de los escasos recursos que tenemos. Con su participación asumimos los compromisos de responsabilidad social de las empresas “exigiendo voluntariamente” la donación de computadoras y multimedias para el servicio de nuestros estudiantes y mejorar la infraestructura en los laboratorios.

Así hemos contribuido con más de 30 computadoras nuevas para los laboratorios y oficinas administrativas. Así, todo auspicio académico o renovación del auspicio significa un aumento de la dotación de equipos necesarios para una mejor enseñanza y administración.

En tercer lugar, en el trabajo en equipo pudimos contar con los servicios de señor Vittorio Schenone Valdivia al cual solamente conocía de vista pues era un empleado calificado en la Unidad de Postgrado durante la gestión del Dr. Víctor Giudice.

El señor Schenone con estudios de economía y sociología en la PUCP y Universidad del Pacífico se hizo cargo desde fines del 2010 de la organización de los cursos propios que el CERSEU desarrolla los sábados y domingos por la carencia de aulas disponibles.

Así, lo cursos de finanzas, auxiliar de despacho aduanero y sobre todo el de proyectos de inversión, gracias a su trabajo, se han fortalecido y en los primeros meses de este año los ingresos propios del CERSEU están superando los ingresos de las empresas que auspiciamos.

En cuarto lugar , desde mediados del 2011 contamos con el invalorable esfuerzo del señor Genaro Aquije, ex jefe de economía de la oficina en la facultad, que con la restructuración de personal producto de una nueva correlación política producto de la renuncia del decano Ing. Humberto Campodónico para asumir desde agosto del 2011 la más alta responsabilidad en PetroPerú, quedó libre en la administración y fue invitado a colaborar con nosotros.

Con el señor Aquije se tiene una organización, y uso más eficiente sobre los ingresos y egresos por su gran conocimiento contable en la facultad y en la universidad. Su apoyo en los cursos del CERSEU nos ha permitido contar con una serie de amigos entre ellos, el popular Robert que como mago consigue las aulas disponibles.

También como parte de la reestructuración laboral, quedó libre la ex jefa de personal Sra. Imelda Castillo que desempeña las funciones de secretaria en el CERSEU en el turno de la mañana con eficiencia y dedicación.

Por último debo mencionar el apoyo de los miembros del Comité Directivo profesora Margarita Palomino Ladrón de Guevara, y al profesor Hugo Rojas que conjuntamente con el profesor Geiner Marín conforman el referido comité donde se adoptan las decisiones con la participación estudiantil.

En este contexto no puedo dejar de reconocer y agradecer el apoyo de los tres decanos que se han sucedido en estos tres años. Al Mg. Humberto Campodónico, al Magister Urcisinio Cárdenas y la Mg. Guillermo Socla, que a pesar de las diferencias que pudieran existir siempre apoyaron las actividades del CERSEU.

Este apoyo resulta fundamental para la promoción y/o eliminación de los auspicios con empresas de malas prácticas a las cuales no les hemos renovado su ampliación o simplemente la eliminamos de la relación de auspicios por faltas graves.

Respetando la estabilidad de los contratos a las empresas con buenas prácticas, exigiendo el cumplimiento de los contratos en lo fundamental la participación del 25% del total de los ingresos, promoviendo las inversiones voluntarias/obligatorias de responsabilidad social (equipos), posibilitando la participación de nuestros docentes en los cursos de las empresas privadas se ha podido posicionar al CERSEU en un lugar expectante y positivo.

Así, mientras personalmente envidió sanamente el trabajo de Ingeniería Industrial en el ámbito de la extensión universitaria y proyección social con ingresos que de lejos superan los millones de nuevos soles, somos a su vez sujetos de admiración de otros CERSEU (Derecho, Química, Sociales), lo cual demuestra el gran trabajo que hay por hacer a nivel de la universidad.

De allí que los nuevos responsables de los diversos órganos de la facultad a partir de junio próximo tendrán el reto de superar la posta que estamos dejando. Ello sería lo lógico, lo racional y esperemos que se aproveche la experiencia del personal de planta que ahora está en el CERSEU de economía.

San Marcos en general y la facultad de economía en particular tiene un enorme potencial, un capital humano que no lo aprovechamos. Es contradictorio pues somos economistas pero tenemos limitaciones para maximizar los aspectos positivos, entre ellos los ingresos de la facultad que bordean los 3 millones de nuevos soles en promedio, como recursos propios generados, pues las partidas del MEF solamente cubren la planilla docente y docente nombrada, así el personal contratado docente y no docente tiene que ser cubierto con los ingresos propios, en especial por las unidades académicas generadoras de ingresos.

De allí, el reto y desafío para convertir al CERSEU de economía en un referente universitario. Un instrumento mínimo que usamos fue tener nuestra página web y el Facebook para divulgar las diversas actividades que realizamos gracias al apoyo de nuestra webmaster Ruth Espinoza y el invalorable apoyo de la Sra. Marita Grandez en el diseño de las diplomas y en los diversos eventos que organizamos con la participación de la secretaría del decanato bajo responsabilidad de la Sra. Emiko Watanabe.

Solamente como anécdota sirva el caso del convenio con lnstituto del Doctor Quito médico pionero en los análisis de radiografías, tomografías, ecografías que hacia el 2011 mostró su interés en firmar un convenio con el CERSEU.

Con diversos locales en la Av. Grau, Miraflores, San Borja, y en los conos sur y norte es tal vez la empresa del aérea de la salud más importante del país en ese rubro. Así, ellos estaban interesados en tener un auspicio bajo ciertas condiciones. Como una gran cosa me ofrecían el 15% de las utilidades netas de los diversos cursos de economía de la salud, y de gestión que pudieran organizar a través de su instituto.

El argumento utilizado era que tenía las propuestas de las universidades de Ica y de Trujillo con acuerdos rectorales. Evidentemente agradecí el interés y manifesté que lo menos que puede tener el CERSEU a nombre de la facultad era el 25 % del total de los ingresos.

Lamentablemente no se llegó a un acuerdo y pasado los doce meses nuevamente nos buscaron pues se dieron cuenta del peso del nombre de San Marcos en las provincias y periferia de Lima. No solamente aceptaron la participación del 25% de los ingresos, colaboraron también voluntariamente con tres equipos y una multimedia.

Y tal vez lo más importante, todos los profesores docentes y no docentes con la sola presentación de una tarjeta personal materia del convenio de auspicios tienen una rebaja del 40% en las tarifas de los diversos servicios que presta.

A ello se debiera agregar el compromiso con los estudiantes de similar rebaja con una carta de presentación del CERSEU y las campañas de prevención de enfermedades que están en el convenio de auspicio.

En resumen, la evaluación desde nuestro punto de vista es positiva, y se han quedado muchas cuestiones por hacer en razón de las limitaciones para la capacidad de gasto, con una franciscana caja chica de 1,000 millones de intis, que hacen 1,000 nuevos soles mensuales, y las demoras burocráticas administrativas de la central, a pesar del canon del 10% que transferimos.

Ante una gestión positiva que la historia de facultad juzgará con menos pasiones, el éxito es producto de esta alianza estratégica entre la Facultad de Ciencias Económicas, el Centro de Extensión y Proyección social (CERSEU) con las empresas privadas.

El éxito de las empresas privadas es también nuestro éxito, no solamente por los ingresos sino por la calidad de los cursos que las empresas brindan a la comunidad, en especial los organizados en las provincias donde la universidad por las limitaciones propias no puede llegar.

Por todo ello, es que decidimos reconocer a las tres primeras empresas que en estos tres años 2010, 2011 y 2012 que han generado en promedio los mayores ingresos para la Universidad y Facultad.

No encuentro mejor título que reconocimiento a la “Alianza Estratégica entre la Facultad de Ciencias Económicas y las Empresas Privadas”, ocupando el primer lugar Corporación Americana de Desarrollo (CAD), el segundo lugar el Centro de Asesoría y Capacitación en Seguridad Integral (CACSI), y el tercer lugar por un estrecho margen, Formación Integral y Desarrollo Empresarial (FIDE).

Por todo ello, debo agradecer a todas las empresas que son nuestras aliadas, y en especial a estas tres empresas que estoy seguro aumentarán sus participaciones, pues como diría Adam Smith buscando su interés privado, maximizando sus ingresos, con la supervisión del CERSEU logran el interés colectivo, que es la capacitación, el conocimiento hacia miles de peruanos.

Por último, debo agradecer a todos, en especial al Señor que ilumina nuestros actos, a los trabajadores más modestos y a los funcionarios de mayor responsabilidad, a todos sin excepción.

Muchas Gracias de todo corazón.

JORGE MANCO ZACONETTI (DIRECTOR CERSEU)

 

 
VER ALBUM